Make your own free website on Tripod.com

¿Qué es Acuariofilia?

¿Qué es Acuariofilia?

Desde los comienzos de la acuariofilia a principios del siglo XX hasta hoy en día, convivir con peces en el hogar es una experiencia que atrae y cautiva cada vez más en todo el mundo.

Por otra parte y aunque cada día existe un mayor número de aficionados a la acuariofilia, también es algo elevado el número de los que abandonan. Las causas argumentadas son varias y diversas y aunque se centran primordialmente en la muerte de los peces y las plantas, también existen absurdas supersticiones, en las cuales se les echa la culpa a los peces de nuestras desavenencias. Con el proposito de retomar el interés y mantener con vida a los peces compartiendo las experiencias con ciertos tipos de acuarios de agua dulce, expondré el mantenimiento, la alimentación y el acondicionamiento del acuario para aficionados.

En este artículo intentare dar a conocer unos conocimientos básicos, para evitar en lo posible ese desencanto, que nos puede llevar a deshacernos del acuario que instalamos con tanta ilusión

Como instalar un acuario casero

Hay que señalar que ningún acuario, deberá descansar sobre un mueble, sino sobre una tabla (hecha a la medida) de aproximadamente 1,5-2cm de grosor, sobre la que se colocará una plancha de unisel o corcho y con una altura que permita ver los peces y las plantas cuando se está sentado, es decir, a unos 70-80 cm. Sin embargo, si el acuario se coloca en un pasillo, se elevará un poco más, es decir, a unos 150cm. para permitir su visibilidad estando de pie. De lo contrario, si el acuario se encuentra colocado a demasiada altura, esto dificultará las operaciones de limpieza que se deban realizar diariamente.

Hay personas que acostumbran a empotrar el acuario en un mueble, pero este procedimiento no es muy recomendable, dado que dicho recipiente, así como peces y las plantas que hay en él, necesitan disponer de una aireación natural y además dificulta la iluminación. Por lo tanto se instalará en un lugar, donde pueda estar expuesto, de forma indirecta, a la luz solar durante unas horas del día por la acumulación de algas en los cristales y que impidan la visibilidad del acuario.

En primer lugar depositaremos el sustrato (gravilla o arena) que hemos escogido para el fondo; este será de una altura entre 3 cm. y 5 cm. Es aconsejable distribuirlo de tal forma, que exista mayor grueso en el lugar donde vamos ha instalar posteriormente las plantas, un grueso en la parte de atrás de unos 6 a 8 cm y la mitad delante puede ser una proporción idónea.

En medio podemos poner algún tipo de abono para plantas en forma sólida. Si el grueso del sustrato es muy alto, tal vez sea necesario instalar una resistencia eléctrica que mantenga una temperatura cálida de las raíces de las plantas.

Seguidamente podemos colocar los elementos decorativos, como piedras, troncos, ánforas, etc; aunque seguramente acabaremos moviéndolo todo, ya que no causa el mismo efecto de verlo vacío a verlo lleno.

Para colocar las plantas llene el acuario como mínimo hasta la mitad y sin ningún elemento eléctrico conectado, ir colocando una a una con cuidado de no dañar las raíces.

El tipo de agua para el acuario ira en función de la calidad y la química que posea. Podemos utilizar agua del grifo tratada, agua destilada, agua de garrafa o bien realizar una mezcla para conseguir los valores químicos ideales. Una vez que tengamos el acuario lleno será el momento de hacer funcionar la iluminación, la calefacción y el filtro. Tal vez lo mas complicado sea conseguir la temperatura ideal, para ello deberemos de vigilar asiduamente el calentador, rectificando la temperatura hasta conseguir la correcta.

Por fin tenemos el acuario en funcionamiento, pero todavía es pronto para introducir peces. Caer en la impaciencia de instalar a nuestros nuevos habitantes, puede ser nefasto para ellos. Deberemos dejar en funcionamiento el acuario aproximadamente un par de semanas sin introducir peces, hasta que se genere el ciclo bacteriológico encargado de descomponer las sustancias tóxicas como son los nitritos, o el amoniaco.

Después de conseguir la calidad ideal del agua, ajustar la temperatura y comprobar que no existan nitritos, es el momento de introducir los peces según el tipo de acuario escogido.

Decoración

La decoración es importante en la buena marcha del acuario; hay bastante costumbre de poner de todo dentro del acuario, y eso no debe hacerse, depende del tipo de peces que tengamos, según que tipo de materiales se pueden poner y otros no.Si el acuario es de peces tropicales se deben utilizar materiales que no alteren los valores de ph y dureza del agua, como base usaremos gravilla de sílice o tierra volcánica, esta ultima se usa por su gran porosidad, que la hace ideal para albergar las bacterias nitrificantes. Si tenemos dudas con algún tipo de grava o piedras de decoración le echaremos un poco de vinagre si hace espuma es que contiene cal y no se puede utilizar. Entre los materiales seguros que podemos utilizar en la decoración se encuentran: Arena de sílice - Sílex, Piedra volcánica, Pizarra, Cañas de bambú, Corcho, Raíces tipo africanas, Elementos de poliuretano y Decoraciones sintéticas.

Antes de introducir nada nuevo en el acuario lávelo bien, solo con agua, no utilizar ningún tipo de detergente, incluso en el caso de maderas, bambú o corcho es conveniente hervirlo.

Las plantas aunque ayudan a la decoración no es esta su única función, sirven por ejemplo para refugio y crianza de las crías de nuestros peces, contribuyen a la buena salud del acuario eliminando el exceso de nitratos y otras sales minerales al utilizarlas como su abono. Las plantas de plástico no cumplen esta misión pero sus hojas se cubren pronto de bacterias nitrificantes, ayudando de esta forma igualmente al equilibrio del acuario. Podemos poner los dos tipos de plantas ya que se complementan.

Anterior INDICE Siguiente